18/03/2005

VELOCIDAD AL VOLANTE: EL ENEMIGO PÚBLICO

El 37% de los accidentes de tráfico se deben a que los conductores circulan a una velocidad inadecuada o excesiva. Los jóvenes, varones y con poca experiencia se perfilan como los más propensos a cometer esta infracción, según un estudio de Línea Directa Aseguradora.

Seguridad Vial - SEGURIDAD VIAL/ Bárbara Maregil

Subir fuenteBajar fuente

La velocidad en la conducción contribuye a aumentar la frecuencia y muy especialmente la gravedad de los accidentes de tráfico. Y es que cada año se producen 20.000 siniestros y fallecen casi 8.000 personas por causa de infracciones relacionadas con la velocidad.

Estas son algunas de las conclusiones de un estudio realizado recientemente por Línea Directa Aseguradora, en colaboración con el Instituto de Tráfico y Seguridad Vial (INTRAS), uno de los más importantes sobre las consecuencias de la velocidad al volante. Este informe se ha realizado a partir de los datos de la Dirección General de Tráfico, analizando todos los accidentes producidos en España durante cinco años (entre 1999 y 2003), estudiando en profundidad aquellos en los que ha intervenido la velocidad (más de 100.000).

De este análisis se desprende que el 37% de los accidentes mortales de tráfico se producen por causa de la velocidad, bien porque se sobrepasan los límites establecidos, o por conducir de forma inadecuada a las condiciones o por circular a marcha lenta. Así, el 83% de los accidentes por velocidad se debe a que el conductor no adapta su conducción a las circunstancias que le rodean. Sólo un 16% se debe a los excesos de velocidad, mientras que la marcha lenta tiene aún menos trascendencia: sólo provoca un 1% de los accidentes.

Factores clave
Cuando las condiciones meteorológicas son adversas, la velocidad cobra un papel todavía más relevante, sobre todo el granizo, la lluvia la nieve y el hielo. Así, cuando graniza, el 52% de los conductores implicados en accidentes ha cometido una infracción de velocidad, es decir, circulaba sin adecuarse a las circunstancias, al igual que ocurre cuando llueve: el 24% de los accidentes ocurren por llevar una velocidad inadecuada.

Asimismo, también se ha descubierto una clara relación entre las infracciones de velocidad y la ingestión de alcohol u otras sustancias. Y es que los conductores implicados en accidente por causa de la velocidad, superaban los límites de alcoholemia permitidos en una proporción media 4 veces superior a los accidentados sin que haya influido la velocidad.

Las características de las vías también influyen en la accidentalidad: en vías convencionales y en zona urbana es donde más siniestros ocurren por sobrepasar los límites de velocidad. En tramos rectos es donde ocurren más accidentes por exceso de velocidad y en curvas los accidentes se deben fundamentalmente a llevar una velocidad inadecuada.

Y en cuanto a las variables temporales, los meses de enero, agosto y diciembre son los que registran más accidentes por estas causas. En los fines de semana se producen el 40% de los siniestros, por lo que se puede decir que la accidentalidad por velocidad está asociada a desplazamientos por ocio. Además, este tipo de siniestros son más frecuentes por la noche (entre las 23h y las 06h).

El perfil del conductor infractor por velocidad
Finalmente, también a través de este informe se da a conocer el perfil de los conductores que provocan estos accidentes: son generalmente jóvenes de entre 18 y 25 años, varones, conductores de turismo y/o motocicleta con poca experiencia al volante y que conducen un vehículo con menos de dos años de antigüedad.

Además, muchos de estos siniestros ocurren cuando el conductor lleva entre 1 y 3 horas de conducción continuada y en circunstancias de salida de vacaciones, festividades y por ocio.

Galería
Enlázanos
Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
Comunidad supermotor
foro motor
boletin
Facebook
twitter
Blog