28/01/2004

EDUCACIÓN VIAL: LA BASE PARA LOS FUTUROS CONDUCTORES

Conocer bien los riesgos de la circulación y las normas de convivencia en las carreteras es un factor fundamental para evitar muchos accidentes de tráfico. Este es el objetivo del programa pedagógico 'Caminar, Conducir, Convivir', en el que participarán jóvenes de 12 a 16 años.

Seguridad Vial - SEGURIDAD VIAL/ Bárbara Maregil

Subir fuenteBajar fuente

La educación vial juega un papel muy importante para evitar los accidentes de tráfico y reducir así las altas tasas de siniestralidad. Y es que aprender desde pequeños cómo evitar conductas temerarias o insolidarias en la carretera o el fundamento de las normas de tráfico contribuye a crear una conciencia colectiva para eliminar la lacra de la accidentalidad en las carreteras.

Además, los jóvenes son precisamente el colectivo más afectado por los accidentes de tráfico, que es la primera causa de muerte en personas de entre 18 y 25 años, mientras que el conductor que más provoca accidentes es el varón de entre 25 y 29 años, a lo que hay que añadir que los menores de 25 años representan el 50% de los afectados por tetraplejias y paraplejias.

Seguridad vial en las aulas
Concienciar sobre los riesgos de la circulación y formar e informar sobre las normas de tráfico o sobre la responsabilidad que supone llevar un coche, son algunos de los contenidos del programa pedagógico 'Caminar, Conducir, Convivir', que a partir de febrero ofrece la Fundación Winterthur. Esta 'escuela de seguridad vial' llegará a más de 500 centros educativos públicos y privados de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Alicante, Cádiz y Granada. En total serán unas 2.000 sesiones educativas impartidas de manera gratuita por monitores especializados y dirigidas a jóvenes de entre 12 y 16 años.

Una vez finalizadas estas sesiones se entregará también gratuitamente un material pedagógico e informativo de apoyo, con un libro: 'Riesgo, seguridad vial y cultura cívica', firmado por la Dra. María Jesús Buxó, catedrática de la Universidad de Barcelona, y una serie de guías complementarias para los alumnos, padres y profesores.

¿Por qué hay que cumplir las normas?
En palabras de Carlos Muñoz-Repiso, director General de Tráfico, 'la clave está entender las normas no como una imposición, sino como una necesidad de convivencia y cumplirlas por puro convencimiento'.

Uno de los aspectos en los que más incide esta iniciativa de la Fundación Winterthur es en dar a entender a los alumnos el fundamento de las normas de tráfico como códigos éticos necesarios para la convivencia.

Así, en el programa se explican aspectos esenciales de la vida cotidiana en relación con la seguridad vial, como concepto de espacio urbano como realidad donde se transita, cuáles son los límites de la libertad, los conceptos de riesgo, propiedad o posesión o el control de las emociones. Estos conocimientos pueden ayudar a formar a los futuros buenos conductores y peatones.

Galería
FUNDACIÓN WINTERTHUR
  • Teléfono: 91 349 03 20
  • En Internet: fundación winterthur
  • ¡OPINA!
    ¿Crees que una buena educación vial podría atajar las elevadas cifras de siniestralidad? ¿Crees que la educación vial debería ser una asignatura obligatoria en los colegios y centros de formación? Habla en el Foro de Seguridad Vial
    Enlázanos
    Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
    Comunidad supermotor
    foro motor
    boletin
    Facebook
    twitter
    Blog