30/09/2013

16 FERIA DEL VEHÍCULO CLÁSICO CIUDAD DE OVIEDO

Más de 8.000 visitantes, casi un centenar de vehículos expuestos, y sobre todo, mucha pasión por el mundo de los clásicos y del motor, se pudo ver un año más en el Palacio Municipal de Deportes de Oviedo y su entorno.

Subir fuenteBajar fuente

ACTUALIDAD/ David Ordás

Un año más, y van 16, la Feria Internacional del Vehículo Clásico Ciudad de Oviedo trajo a la capital asturiana un buen pedazo de la historia de la automoción. Desde los históricos Ford T y Ford A, que se pudieron ver durante todo el fin de semana en la feria, pero especialmente el sábado, cuando una concentración de estos llamativos coches se acercó al Palacio de Deportes, hasta los más modernos y llamativos automóviles de competición del Grupo B, casi todos los géneros y tipos de vehículos estaban representados en esta feria. El contraste entre estos automóviles de principios del siglo XX, que hoy en día se consideran verdaderas piezas de colección, y los clásicos deportivos de competición de la década de los 80, era más que notable y añadía una nota de color a la exposición.


Precisamente la presencia de automóviles deportivos de competición fue especialmente importante en esta 16ª edición, con motivo del homenaje al Rallye Príncipe de Asturias que cumple 50 ediciones. Por ello, algunos de los automóviles más fieros que ha visto el Rallye más afamado del Principado, copaban con ocasión del cincuentenario de la prueba, la parte más vistosa del pabellón, donde se exponían muchos de los vehículos más rápidos que han circulado por sus tramos.


Pero incluso rodeados de estas poderosas máquinas, resultaba imposible no posar la vista y detenerse contemplando algunos de los Ford T o Ford A que se pudieron admirar en Oviedo. El estado de conservación de las unidades expuestas, por supuesto restauradas, no parecía indicar que estuviéramos contemplando máquinas con casi un siglo de vida. No es tan de extrañar que estos automóviles se mantengan hoy en día en perfecto estado, pues precisamente el Ford T se hizo muy popular en su época por su fiabilidad y durabilidad. Más adelante sería sustituido por el Ford A, que compartía protagonismo con el mítico Ford T en esta Feria, y que fue el encargado de reemplazar, en 1927, precisamente al famoso Ford T, que había estado 18 años en producción.


Más allá de estas auténticas piezas de museo, que compartían espacio en el interior del Palacio Municipal de Deportes de Oviedo con otros automóviles de gran belleza y valor histórico, la 16ª edición de la Feria Internacional del Vehículo Clásico Ciudad de Oviedo volvió a destacar por el ambiente y los coches expuestos también en los aledaños del Palacio de Deportes. Entre ellos causó especial sensación un Kaiser Jeep M606, un vehículo militar famoso por su utilización por el ejército americano, y protagonista de multitud de escenas de acción en las más conocidas películas bélicas.


Mención especial merece la parte del Palacio Municipal de Deportes dedica al mercadillo. Una sección siempre con mucha presencia de aficionados, donde nos podíamos encontrar piezas de casi cualquier marca y modelo histórico, en especial de origen nacional, más que útil para quien este restaurando un automóvil clásico.


También los clásicos más populares, entre los que destacaban una gran presencia de los modelos Seat, atraían a propios y extraños y traían a todos los que paseaban por los alrededores del Palacio de Deportes, recuerdos de otros tiempos. Una gran cantidad de Seat 600, Seat 124, y hasta un Seat 124 Sport Coupé de 1974 muy bien restaurado, ponían la nota de color a una feria que año tras año y a pesar de la crisis, mantiene su nivel de convocatoria y popularidad, con una asistencia este año de 8.000 visitantes, similar a la de años anteriores.

Galería
Enlázanos
Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
Comunidad supermotor
foro motor
boletin
Facebook
twitter
Blog