28/08/2000

CHRYSLER 300 M V6 3.5: UN COCHE MADE IN AMERICA

El Chrysler 300 M V6 3.5 es un coche lujoso, al más puro estilo americano. Combina una conducción ágil y sencilla con un interior amplio y confortable, a lo que se une una estética más que atractiva. Toda una mini-limousine ideal para los paladares más exigentes.

No cabe la menor duda que la filosofía de este vehículo que hoy probamos es su puro estilo americano. Está pensado para circular cómoda y relajadamente por autopistas, a una velocidad, opcionalmente programada de antemano de forma automática, con la típica bebida de cola en su correspondiente compartimiento, para que no se derrame y, lo que no se debe a hacer nunca conduciendo, charlando y distrayéndose con el resto de los pasajeros que nos acompañan. Así es, básicamente, de relajada su conducción.

Los kilómetros pasan sin que nos demos cuenta y, si lo deseamos, a una velocidad bastante alta, hasta unos 230 kilómetros por hora de máxima, que ya es bastante. A pesar de que el volumen es enorme se pega, literalmente hablando, a la carretera. Los grandes asientos y el gran espacio interior ayudan muchísimo a conseguir esta sensación de relajación y poder.

Un diseño atractivo e innovador
Estéticamente llama poderosamente la atención a su paso. Los casi cinco metros de longitud y su estilizada línea hacen que la gente se vuelva a mirarlo con admiración. El frontal, con la curiosa y llamativa forma de los faros, da la sensación de que atraviesa todo, es muy aerodinámico. Mientras que en los laterales resaltan las llantas multiradios de aleación, en la parte trasera, finaliza en el amplio portón del enorme maletero, en cuyo interior podremos guardar casi todo lo que queramos.

El interior, como decíamos antes es enorme. Todo es grande, desde los asientos, cómodos aunque con poca sujeción, hasta la habitabilidad general. Los pasajeros, tanto el delantero como los traseros disponen de todo lo necesario para hacer un viaje cómodo y placentero. Si nos sentamos en cualquier plaza que no sea la del conductor, nos dará la impresión de que llevamos chofer. Mientras que el chofer conductor podrá conseguir perfectamente la mejor posición al volante gracias a las múltiples regulaciones de su asiento.

Combina potencia y suavidad en la conducción
La mecánica vuelve a la tónica general del 300 M, a la americana. Motor, de seis cilindros en forma de V, bastante potente, 254 caballos, aunque muy suave y acompañado de una caja de cambios automática de cuatro marchas muy escalonada, que le convierten en dócil y tranquilo, pudiendo circular a velocidad alta a muy pocas revoluciones, de ahí su contenido consumo.

Si deseamos cambiar de marcha manualmente, también es posible. Incorpora el sistema Autostick (cambio secuencial), muy cómodo para carreteras de montaña o viradas. La potencia no se nota, hay que tener en cuenta que desplazamos un peso de unos 1.600 kilogramos, con lo cual, la velocidad máxima se consigue de una manera muy pausada. Pero una vez que se estabiliza, el viaje se hace rápido y sin cansancio, llegando muy pronto a nuestro destino.

Las suspensiones que porta también colaboran perfectamente a la comodidad de marcha. Con algún balanceo de más de la enorme carrocería, la verdad es que este vehículo transmite seguridad, pues la suave y precisa dirección colabora perfectamente para insertarlo en las curvas sin problemas. Problemas si da cuando la carretera no es lo lisa que se desea. En este terreno el 300 M pierde cierta direccionalidad y es bastante más incomodo de conducir. Por lo que respecta a los frenos, son potentes y duraderos, sin quejarse en ningún momento, a lo largo de nuestra prueba, a pesar de haber solicitado su ayuda en bastantes ocasiones.

En resumen hay que decir que el Chrysler 300 M, con el motor de 3,5 litros de cilindrada, es una gran limousine, siempre a la americana, naturalmente. Con unos consumos bastante equilibrados para la potencia y el peso que desplaza. En nuestra prueba conseguimos un gasto de carburante en ciudad, de 15 litros, en carretera a 100 km./h., 10 litros y en autopista o autovía, a la velocidad máxima permitida (120 km./hora), 11 litros.

Hablando de la velocidad máxima, el fabricante garantiza más de 200 kilómetros por hora y podemos constatar, tras la prueba realizada, que es fácil llegar hasta los 230, con total seguridad.

Equipamiento de lujo
Para conseguir esta seguridad de marcha, el 300 M lleva de todo, desde los típicos sistemas, como airbag para el conductor y el pasajero, climatizador, información de todo lo que se le puede ocurrir a uno, programador de velocidad, asientos de cuero, equipo de música de primer orden e inmovilizador antirrobo.

Este poderoso y llamativo vehículo se puede equiparar con bastantes modelos de estilo europeo aunque, la exclusividad es uno de los primeros puntos que buscará el futuro comprador. Es llamativo, tiene todo el lujo y accesorios que se puedan desear. Espacio interior para todo y todos los viajeros, en fin que es uno de los coches más adecuados para hacer largos viajes sin que los kilómetros pesen, eso sí, siempre en carreteras del tipo autovías o autopistas, de largas rectas y con pocas curvas lentas.

bulletNOTICIAS RELACIONADAS CON "CHRYSLER"

· GRUPOS CHRYSLER Y FIAT: MATRIMONIO A LARGO PLAZO
· CHRYSLER GRAND VOYAGER 2.8 CRD LIMITED: SÚPER ESPACIO
· CHRYSLER SEBRING CABRIO: UN NUEVO CONCEPTO
· CHRYSLER GRAND VOYAGER: ...Y A DISFRUTAR CON LA FAMILIA
· CHRYSLER GRAND VOYAGER: CLÁSICO, ELEGANTE Y MUY MODERNO
· CHRYSLER SEBRING 200C: ELEGANCIA Y MODERNIDAD SE UNEN
· CHRYSLER NASSAU CONCEPT: LUJO VANGUARDISTA
· CHRYSLER SEBRING: LUJOSO ATRACTIVO
· CHRYSLER 300C 3.0 CRD V6: UN DIESEL DE LUJO
· CHRYSLER PT CRUISER 2006: MÁS ATRACTIVO Y POTENTE
· PROTOTIPOS CHRYSLER-JEEP: APUESTA POR LAS PRESTACIONES
· CHRYSLER 300C TOURING: CÓMODO, MUY AMPLIO Y DIFERENTE
· CHRYSLER CROSSFIRE ROADSTER, PT CRUISER CABRIO Y 300C SEDÁN
· CHRYSLER 300C SEDÁN: PRESTACIONES Y EQUIPAMIENTO
· CHRYSLER VOYAGER 2004: UN FAMILIAR DE CARRETERA
· CHRYSLER PT CRUISER CONVERTIBLE: ÚNICO EN SU ESPECIE
· CHRYSLER PT CRUISER GT: TOPE DE GAMA DEPORTIVO
· CHRYSLER 300 C TOURING CONCEPT: LUJO A LA AMERICANA
· DODGE VIPER SRT-10 2003: EL BÓLIDO SE REGENERA
· CHRYSLER CALIFORNIA CRUISER: EN LA CRESTA DE LA OLA
· CHRYSLER PT CRUISER 2.0 LIMITED: AMERICAN STYLE
· PT CRUISER 2.2 CRD: UN DIESEL CON ESTILO
· CHRYSLER CROSSFIRE 2004: 'AMERICAN BEAUTY'
· CHRYSLER PT CRUISER 1.6L: DISEÑO AMERICANO, MOTOR EUROPEO
· CHRYSLER NEON LE 1.6i 16V: BIENVENIDO A EUROPA
· CHRYSLER NEON 1.6L: UN AMERICANO MUY EUROPEO
· CHRYSLER SEBRING 2.0i 16V LX CABRIO: UN AMERICANO CON CLASE
· CHRYSLER SORPRENDE CON SUS NUEVOS PROTOTIPOS
· CHRYSLER SEBRING CABRIO: DISFRUTA DEL BUEN TIEMPO
· CHRYSLER VOYAGER 2001: MARCANDO DIFERENCIAS
· CHRYSLER PT CRUISER 2.0 16V: PENSADO PARA IMPRESIONAR
· CHRYSLER SEBRING 2.7 V6: AMERICAN BEAUTY
· CHRYSLER SEBRING: ALTERNATIVA AMERICANA
· CHRYSLER VOYAGER LE 2.5 TD 5P: UN VALOR SEGURO
· CHRYSLER NEON 1.6: CORAZÓN EUROPEO