26/04/2013

MASERATI GHIBLI

El primer Maserati que podrá montar una mecánica diésel de la historia ha visto la luz en el Salón del Automóvil de Shanghai, y saldrá a la venta este mismo verano.

Subir fuenteBajar fuente

NOVEDAD/ David Ordás

China ha sido el escenario escogido por el legendario fabricante de automóviles Maserati, para presentar el que en el momento de su lanzamiento se convertirá en el modelo más económico de su gama, y además, el primero en su historia en ofrecerse con mecánica diésel. Resulta cuanto menos chocante imaginarse a un automóvil de la marca del tridente, que esconda bajo su capó un rumoroso motor movido por gasóleo, pero resultaba fundamental contar con esta opción mecánica para luchar en el segmento al que va dirigido la nueva berlina.


Situado un escalón por debajo del Quattroporte, el Maserati Ghibli se posiciona en un segmento inferior para plantar cara a las berlinas deportivas de representación alemanas, como el Audi A6, el Porsche Panamera, el BMW Serie 5 o el Mercedes CLS. Con respecto a estos rivales, la berlina Maserati de 4,97 metros de longitud (29 cm menos que el Quattroporte) pretende posicionarse por encima en deportividad y exclusividad, pues ya en las versiones más básicas, el nuevo Ghibli podrá presumir de dinamismo y prestaciones.


Incluso con la mecánica turbo-diésel, que será la menos potente de las que se ofrecerán inicialmente, alcanzará un rendimiento sorprendente gracias a su propulsor de 6 cilindros en V y tres litros, que rendirá la nada despreciable cifra de 275 CV de potencia y 600 Nm de par. Desarrollado por el equipo técnico de Maserati, liderado por Paolo Martinelli (el que fuera ingeniero de motores de F1 en Ferrari con Michael Schumacher), el nuevo propulsor diésel pretende tener no solo un rendimiento excepcional, sino proporcionar un tacto e incluso un sonido que se podría calificar como deportivo. A la espera de poder escuchar de cerca el nuevo propulsor y poder juzgar realmente su sonoridad, nos quedamos con las prestaciones: 250 km/h de velocidad punta y solo 6,3 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h. Un rendimiento verdaderamente brillante, sin perder además de vista que estamos ante un coche que va a homologar consumos inferiores a 6 l cada 100 km y emisiones de CO2 por debajo de 160 g/km.


En gasolina estarán disponibles dos variantes en el momento de su lanzamiento, el menos potente de 330 CV y el más deportivo de la gama con 410 CV, que podrá contar además con la tracción integral Q4. En realidad ambas variantes contarán con un mismo motor de gasolina V6 de 3,0 litros y sobrealimentación mediante dos turbocompresores en paralelo, pero el mismo motor se ofrecerá en dos escalones de potencia, en 330 CV para la versión «Ghibli» estándar y en 410 CV para la versión más potente de la gama, denominada «Ghibli S».


Su carácter deportivo queda patente con la adopción para todas las versiones del Ghibli de un diferencial de deslizamiento limitado de serie, y la posibilidad de montar opcionalmente el sistema de suspensión adaptativa «Skyhook». Todas las variantes contarán también de serie con una caja de cambios automática de ocho velocidades, que puede ser operada en modo secuencial con las levas situadas tras el volante.

Galería
Enlázanos
Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
Comunidad supermotor
foro motor
boletin
Facebook
twitter
Blog