16/08/2007

BMW 130i 5P: SENCILLEZ DEVASTADORA

El pequeño de la marca bávara nos muestra su cara más deportiva. BMW entra en el segmento de los compactos deportivos manteniendo sus principales señas de identidad. ¿Funcionará? Sigue leyendo y te lo cuento.

Subir fuenteBajar fuente

PRUEBA/ Iván Solera

  • Introducción y diseño.
  • Habitáculo y equipamiento.
  • Comportamiento.



    MOTOR, PRESTACIONES Y CONSUMO

    ¿Y por qué no?
    Pues nada, que a los técnicos de BMW se les ocurrió meter en su coche más pequeño un propulsor de seis cilindros en línea situado en posición longitudinal¿ ¡y lo han hecho! Di que sí, con talento. Y encima no te creas que es pequeño, es un tres litros atmosférico (de gasolina, claro) con cuatro válvulas por cilindro y distribución variable. Esta joyita desarrolla una potencia máxima de 265 CV a 6.650 rpm y un par máximo de 315 Nm a 2.750 rpm. Lo más impresionante ya no es su caballaje, sino la rabia y a la vez dulzura con que entrega la potencia. Lo de dulzura tiene matices, no existen brusquedades como en un propulsor turboalimentado, tiene una banda de utilización mayor y es casi suave a bajas vueltas. Casi suave porque reacciona inmediatamente a los movimientos del acelerador, así que es posible que necesites un pequeño periodo de adaptación para no salir en primera dando meneos como un camello. Una vez cogido el puntito es magnífico.

    La caja de cambios es, manual de seis velocidades con el tacto clásico de BMW. Es muy directa, un tanto tosca (dependiendo de los gustos), con recorridos muy cortos y extremadamente precisa. La palanca tiene el tamaño que deseas y está situada justo allí donde la vas a buscar. La verdad es que, en cuanto a ergonomía sólo se pueden decir cosas buenas.
    El BMW 130i tiene un peso en vacío de 1.385 Kg, acelera de 0 a 100 en sólo 6,1 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 Km/h. Ya te he dicho al principio que es rápido, pero como es lógico, para conseguirlo hay que alimentarle. Las cifras de consumo homologadas son de 6 litros en carretera, 12,2 en ciudad y 8,3 en uso combinado. Durante la prueba el consumo medio fue de 12,1 litros haciendo un uso combinado y manteniendo diferentes ritmos de conducción. No es precisamente un mechero, pero la verdad es que me sorprendieron positivamente las cifras de consumo, esperaba algo mucho más desorbitado. Manteniendo ritmos normales (no legales) podemos rondar los 10 litros en uso mixto y eso hablando de un 'aparato' de 265 CV es una cifra más que buena.

  • Introducción y diseño.
  • Habitáculo y equipamiento.
  • Comportamiento.



  • Galería
    Enlázanos
    Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
    Comunidad supermotor
    foro motor
    boletin
    Facebook
    twitter
    Blog