05/07/2000

ORDENADOR EN LUGAR DEL CONDUCTOR, ¿EL FUTURO?

En España ya tenemos el primer vehículo que no necesita conductor para circular. Se llama Babieca y cuesta 500.000 pesetas más que un coche convencional. ¿Quieres saber más detalles?

Con el desarrollo de un vehículo capaz de circular sin conductor la industria española ha logrado uno de los avances tecnológicos más importantes de su historia. Autopía, que es la denominación que los científicos han dado a este proyecto, ha sido íntegramente diseñado y fabricado en nuestro país, al igual que toda la tecnología que incorpora.

Este coche inteligente se ha presentado en las instalaciones del Instituto de Automática Industrial del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), donde sus creadores, Ricardo García y Teresa de Pedro, destacaron que el proyecto Autopía ha supuesto cuatro años de trabajos y una inversión de unos 38 millones de pesetas.

En la demostración a los medios de comunicación, el prototipo de vehículo (un Citröen Berlingo bautizado Babieca), animado por un motor eléctrico puede alcanzar 90 kilómetros de velocidad, se movió sin conductor y sin problemas por el circuito de pruebas.

Interesantes aplicaciones
Además de su económico precio (sólo 500.000 pesetas más que un Berlingo convencional), lo que más llama la atención de este innovador proyecto son sus múltiples aplicaciones, ya que tal y como señalaron Ricardo García y Teresa de Pedro, este sistema se puede utilizar en situaciones que entrañan algún peligro para la conducción, como incendios o desastres naturales.

Asimismo, puede adaptarse como vehículo para minusválidos, y también será una herramienta útil para la detección y retirada de minas antipersonas, limpieza de residuos nucleares y fumigación de campos. Además, este tipo de coches también se han pensado para cubrir recorridos en los parques temáticos. ¿Qué otras ventajas crees que puede aportar este proyecto?

Tecnología punta
Este prototipo lleva un sensor GPS (Global Position System) de comunicaciones por satélite de alta precisión, es decir, con un margen de error de un centímetro. Este sistema se conecta con una estación terrestre de seguimiento, que envía los datos a un satélite y a su vez los devuelve al coche, indicando lo que debe hacer en función de las condiciones de la carretera.

Otra de las claves del proyecto ha sido la transferencia de las tecnologías del control de robots móviles autónomos a sistemas de ayuda a la conducción de automóviles.
Por último, el sistema también incorpora un ORBEX (Ordenador Borroso Experimental), que introduce automáticamente instrucciones de conducción, tal y como ocurre en el caso del hombre. Estas pautas de comportamiento provienen del cerebro del sistema, basado en las reglas sencillas de la lógica borrosa, que han sido desarrolladas íntegramente por científicos tecnológicos del Instituto de Automática Industrial.

García Rosa indicó que en estos momentos el coche diseñado con este sistema de control de lógica borrosa puede funcionar y hacer un viaje de 500 kilómetros sin necesidad de acondicionar las carreteras con sensores específicos, aunque eso sí, sin tráfico de otros vehículos, ya que en esta primera fase el coche inteligente no es capaz de evitar obstáculos.

En la presentación del vehículo intervinieron el director del Instituto de Automática Industrial, Salvador Ros, y el responsable de la Oficina de Transferencias Tecnológicas del CSIC, José de No, quienes resaltaron las cualidades del nuevo coche eléctrico autónomo.
Para el representante del CSIC, el nuevo sistema basado en la lógica borrosa ofrece grandes posibilidades de futuro y este logro demuestra que España tiene capacidad en investigaciones punteras.
Los científicos se encuentran actualmente en conversaciones con diversas empresas automovilísticas para desarrollar el proyecto y de esta manera rentabilizar el invento.

Galería
DETALLES TÉCNICOS
Autopía toma la base de un Citroën Berlingo y equipa un motor eléctrico de 15 kilovatios, capaz de alcanzar velocidades de entre 60 y 90 kilómetros por hora.
La dirección está asistida hidráulicamente y el sistema de control de la velocidad del coche se basa en la incorporación de una tarjeta electrónica que genera una intensidad parecida a la que proporciona el pedal del acelerador cuando es activado.
OPINA
¿Qué te parece este prototipo?¿Crees que es un invento útil? ¿Te gustaría viajar en un coche sin conducir? Opina en el foro de autos.
Enlázanos
Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
Comunidad supermotor
foro motor
boletin
Facebook
twitter
Blog