02/11/2000

LA COMIDA EN GRAN BRETAÑA

Noticias - Iván González

Subir fuenteBajar fuente

Para un amante de la buena mesa, un viaje por Gran Bretaña se puede convertir en una auténtico suplicio. ¡Qué horror! ¡qué lástima de comida! Encontrar un buen restaurante se puede convertir en una labor casi imposible y si lo que se quiere es comer comida casera a un precio razonable, la cosa se complica aún más. La mejor comida del día es el desayuno, aunque a la semana de estar allí se echan de menos los croissant, las magdalenas o las porras y los churros. Comer bien cuesta mucho dinero, así que uno acaba cayendo en la tentación de parar en los numerosos locales de comida rápida que hay en todas las ciudades, McDonald, Burger King, Kentuky..., donde se sabe de antemano lo que se va a comer y lo que nos vamos a gastar.

De todas formas en las ciudades grandes como Londres o Edimburgo siempre nos queda el recurso de acudir a restaurantes que ofrezcan comida internacional: italianos, indúes, chinos, japoneses, australianos y como no, españoles.