12/09/2007

RENAULT CLIO SPORT: IDEAS CLARAS

El Renault Clio RS es todo un deportivo preparado para transmitirte toda la emoción de la conducción. Apto para un uso diario pero recomendable para disfrutar en carreteras reviradas y en circuito.

Subir fuenteBajar fuente

PRUEBA/ Iván Solera

  • Introducción y diseño.
  • Habitáculo y equipamiento.
  • Motor y prestaciones.



    COMPORTAMIENTO

    Dame más
    El Renault Clio RS no será tu mejor compañero si lo que buscas es hacer largos viajes porque el motor va muy revolucionado y el sonido que entra en el habitáculo no permite mantener una amena charla con el acompañante sin alzar la voz. Las suspensiones son firmes aunque no llegan a ser muy molestas, pero de ahí a afrontar largos viajes hay un trecho.

    En ciudad no hay pegas, la dirección es blanda (incluso demasiado) y el motor no te da ningún tipo de sobresalto. La postura de conducción un poco alta ayuda a mejorar la visibilidad pero éste tampoco es su medio natural, los consumos le traicionan.

    Donde se desenvuelve a sus anchas y te muestra lo que vale es en carreteras de montaña y en circuito, cuantas más curvas le des¿ mejor. Busca la zona buena del cuentavueltas, allá donde el sonido del motor te enamora, entre 5.500 y 7.500 rpm. No le dejes caer de ahí y no hagas ni caso a la luz de cambio de marcha porque al ritmo que te vas a mover no te va a dar ni tiempo de verla. Confía en la dirección, que no tiene un tacto muy bueno pero cumple y el coche entra por donde le dices. Ojo con el cambio, porque si te quieres divertir tendrás que usarlo innumerables veces. ¿Y ahora?

    Pues ahora enlaza una curva con otra y disfruta de las bondades de un chasis bien afinado y del motor atmosférico, sin brusquedades, con la aguja del cuentarrevoluciones flirteando con las 7.000 rpm y traccionando a la salida de los virajes como pocos tracción delantera son capaces de hacer con 200 CV. Acostúmbrate a los frenos porque son típicos Renault, con sólo rozarlos detienes el coche. Una vez cogido el rollo verás que son dosificables, muy potentes y que aguantan la fatiga una barbaridad.

    Así es como se disfruta con el Clio RS, y no es de extrañar, para eso es la versión más deportiva y tiene una larga tradición a sus espaldas. Todo un deportivo con el casi extinto carácter de los motores atmosféricos.

  • Galería
    Enlázanos
    Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
    Comunidad supermotor
    foro motor
    boletin
    Facebook
    twitter
    Blog