20/04/2007

SEAT TOLEDO 2.0 TDi 170 CV: MÁS POTENCIA Y SUAVIDAD

El nuevo motor de 170 CV le viene como un guante al Toledo. Si buscas un gran espacio interior, comodidad y buena capacidad de carga con un precio contenido ten en cuenta este modelo. Satisfacción garantizada.

Subir fuenteBajar fuente

PRUEBA/ Iván Solera

  • Introducción y diseño.
  • Habitáculo y equipamiento.
  • Motor y prestaciones.


    COMPORTAMIENTO


    Haciendo truco
    La versión Stylance combinada con este motor incorpora de serie la suspensión deportiva que en el resto de motores pertenece a los acabados Sport. Es lógico, no me quiero ni imaginar el Toledo cargado con suspensiones normales y ese montón de caballos.

    En ciudad es donde peor se desenvuelve este Seat y no es por otra cosa que por su propulsor, el resto cumple con nota. La escasez de potencia por debajo de 1.800 vueltas es notable y, a partir de ahí, lo suelta todo de golpe. Eso hace que callejear exija una concentración extra para controlar en todo momento el régimen del motor. Esto no pasa con el 140 CV, que es mucho más lineal.

    Pero cuando sales a carretera se te olvida todo eso. En autopista o autovía muestra un aplomo excelente, con un tacto de dirección firme y preciso que sólo flaquea un pelín si encontramos un buen badén en mitad de una curva y llevamos el maletero lleno. Aquí es donde se nota que el maletero es grande y está situado detrás del eje trasero. También se aprecia la menor sonoridad del motor y la mejora en suavidad, incluso los neumáticos de esta unidad (Bridgestone Potenza) muestran mejor rodar que otros probados anteriormente.

    Y si nos da por hacer curvas no creas que este familiar/monovolumen defrauda, de hecho es capaz de plantar cara a cualquier berlina que se le ponga delante. Destaca la sensación de seguridad que transmite al conductor por su tacto de conducción, tarado firme de suspensiones y reacciones predecibles. Con respecto al 140 CV la principal diferencia es que es más rápido (claro) pero también es mucho más propenso a perder tracción en la salida de los giros y no por su potencia superior, sino por la brusquedad en su entrega.

  • Galería
    Enlázanos
    Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
    Comunidad supermotor
    foro motor
    boletin
    Facebook
    twitter
    Blog