09/04/2007

SKODA ROOMSTER TDi 105 CV FUN: PRACTICIDAD A MANOS LLENAS

No es fácil encontrar un coche de tamaño medio con gran capacidad de carga y a un precio contenido. Afortunadamente el Roomster cumple con todas estas necesidades

Subir fuenteBajar fuente

PRUEBA/ Iván Solera

  • Introducción y diseño.
  • Motor y prestaciones.
  • Comportamiento.



    HABITÁCULO Y EQUIPAMIENTO

    Mucho más
    Con una longitud total de 4,20 metros parece mentira lo amplio que es por dentro el Roomster. Tiene espacio para que cuatro ocupantes estén a sus anchas por altura, anchura y espacio para las piernas. Sí, es cinco plazas, pero si te fijas en las fotos verás que el asiento central de la parte trasera es sólo para un rato. En la mayoría es así, pero en el Roomster se acentúa porque las palancas para abatir los asientos molestan al ocupante de la plaza central a no ser que sea un niño o una modelo de la Pasarela Cibeles.

    El maletero tiene una capacidad de entre 450 y 550 litros hasta la bandeja dependiendo de la posición de los asientos que se regulan en longitud. El suelo del maletero y la boca de carga son muy bajos y la superficie es perfectamente plana. Los asientos traseros se abaten individualmente y se consigue un espacio de carga tremendo. Además, para que la carga no se nos 'desparrame' dispone de múltiples argollas para coger pulpos o mallas y sujetar el equipaje.

    La ergonomía no es para tirar cohetes pero da la talla sin problemas. El volante se regula en altura y profundidad (algo que ya debería ser obligatorio en todos los coches) y el asiento del conductor se regula en altura. Los únicos 'peros' los encontramos en la posición de los pedales que quedan demasiado cerca si eres un 'pataslargas' y en la extraña forma de las ventanillas delanteras que estorba para coger el ticket del parking o acciones similares (para sacar el codo en plan macarra también estorba, pero como así no se debe conducir...) Por el contrario, las plazas traseras gozan de una espectacular visibilidad gracias al generoso tamaño de las zonas acristaladas de la parte trasera.

    La versión Fun cuenta con asientos deportivos, elevalunas traseros eléctricos, volante deportivo de cuero, retrovisores calefactables, ordenador de a bordo y CD con MP3. Además, la unidad probada lleva techo panorámico, apoyabrazos delantero, control de presión de neumáticos, climatizador, faros direccionales y seguro que otros tantos extras que se me han escapado. Como puedes ver, ¿la furgo¿ no tiene nada que envidiar en cuanto a equipamiento a cualquier turismo convencional.

    Los acabados no son su punto fuerte, pero tampoco llegan a la desidia. Los plásticos utilizados podrían ser mejores, así como las uniones entre los distintos elementos. Pero todo tiene un precio y no puedes pedir que todo sea perfecto cuando estás hablando de un coche de 18.000 euros con un 1.9 TDi y todo el equipamiento que lleva éste.

  • Galería
    Enlázanos
    Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
    Comunidad supermotor
    foro motor
    boletin
    Facebook
    twitter
    Blog