27/09/2006

DAIHATSU TERIOS SX 1.5 4WD: OLVIDA EL PASADO

El nuevo Terios supone toda una revolución con respecto a la anterior generación. Le supera rotundamente adoptando una estética moderna y simpática. ¿Quieres un todocamino económico?

Subir fuenteBajar fuente

PRUEBA/ Iván Solera



  • Introducción y diseño.
  • Motor y prestaciones.
  • Comportamiento.



    HABITÁCULO Y EQUIPAMIENTO

    Amplitud inesperada
    A la vista de las dimensiones exteriores del Terios no esperas que sea tan espacioso por dentro. Tiene unas buenas plazas delanteras, las traseras no ponen pegas a pasajeros de 1,80 metros, la anchura no es enorme porque las dimensiones exteriores no lo permiten, pero en ningún momento llegas a sentir 'estrecheces'. El maletero tiene 380 litros que te prometo parecen muchos más por su buen aprovechamiento, lo peor es el portón, que en la unidad probada crujían las bisagras cosa mala.

    La postura de conducción es mejorable, principalmente para los más altos. Los pedales quedan bastante cerca y el volante sólo tiene regulación en altura, por lo que tienes que optar por llevar las piernas bastante flexionadas, el volante lejos o buscar un término medio. Los asientos son cómodos, el del conductor se regula en altura aunque la mano entra muy justa en el hueco reservado para esa palanca. La sujeción lateral tampoco es su fuerte, las formas son bastante planas y prima la comodidad.

    El aspecto general del interior es muy bueno teniendo en cuenta lo ajustado de su precio, bastantes coches más caros son más 'tacaños' en este aspecto. Está claro que los materiales empleados no pueden ser de primera calidad y el plástico inunda el salpicadero y guarnecidos interiores, pero no tiene malos acabados y el diseño es agradable, combinando texturas y colores. El cuadro de mandos (sin indicador de temperatura del motor), la consola y los asideros interiores de las puertas tienen un acabado simulando el aluminio muy acertado. Lo único criticable son los crujidos que se aprecian en los baches, la ventilación que es muy ruidosa y un cajoncito situado en el lado del conductor, en la parte baja a la izquierda. La calidad del cierre no es gran cosa y en la unidad de pruebas estaba roto, no veas la tabarra que dio el dichoso cajoncito. Al final conseguí olvidarme de él y fue siempre abierto.

    El equipamiento es abundante y mucho si lo relacionamos con el precio final del coche. Allá voy: Aire acondicionado, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, cierre centralizado (con mando separado de la llave), radio-CD, retrovisores eléctricos, pintura metalizada, ABS, faros antiniebla, llantas de aleación, ordenador de a bordo y volante de cuero entre otras cosas.

  • Introducción y diseño.
  • Motor y prestaciones.
  • Comportamiento.

  • Galería
    Enlázanos
    Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
    Comunidad supermotor
    foro motor
    boletin
    Facebook
    twitter
    Blog