15/09/2006

SKODA OCTAVIA RS: FAMILIAS 'RAPIDILLAS'

La versión más deportiva del Octavia muestra su aspecto más racing pero no descuida a sus ocupantes. Se presenta como un vehículo muy polivalente que ofrece altas dosis de diversión.

Subir fuenteBajar fuente

PRUEBA/ Iván Solera

  • Introducción y diseño.
  • Habitáculo y equipamiento.
  • Comportamiento.

    MOTOR, PRESTACIONES Y CONSUMO

    Pata negra
    El Octavia RS equipa el motor del Golf GTi entre otros, el 2.0 TFSi. Así las cosas no te extrañes si te digo que va como un tiro. Se trata de un tetra en línea que cubica exactamente 1.984 cc, con 16 válvulas, inyección directa de gasolina y un turbito para darle alegría. Desarrolla una potencia máxima de 200 CV a 6.000 rpm, con un par máximo de 280 Nm a 5.000 rpm.

    No creas que es un motor picudo, empuja con unas ganas tremendas desde bajas vueltas y encima lo hace progresivamente y sin sobresaltos, vamos que sirve para ir tranquilo y suave o para soltarse un poco el pelo en una preciosa carretera de montaña.

    El cambio es manual de seis velocidades, te guste o no, porque no hay opción de equiparlo con el alabado DSG que montan 'los niños ricos' del grupo. Pero no es problema, el tacto del cambio es, algo duro, bastante preciso y con unos recorridos no excesivamente largos. Lo de 'bastante preciso' es porque en determinadas circunstancias en las que vayamos con la cabeza en otra parte o queramos hacer un cambio extremadamente rápido deberemos hilar fino con el movimiento de la mano derecha.

    La distancia lateral entre marchas es escasa y no es extraño errar al buscar la tercera aunque no llegas a meter otra velocidad, simplemente golpea contra la pared y debes corregir el movimiento. Esto, como muchas otras cosas, es cuestión de acostumbrarse. Si es tu coche a lo mejor ni has sido consciente de ello, te ha pasado un par de veces, has corregido y ahora clavas los cambios. Pero si no haces más que entrar y salir de diferentes coches estas pequeñas diferencias que se salen de la norma son apreciables.

    El octavia RS es capaz de detener el crono en 8,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 206 Km/h. Y lo mejor, sin un consumo excesivo para sus prestaciones. Los consumos homologados son de 5,6 litros en carretera, 11,1 en ciudad y 7,3 en uso mixto. Durante la prueba la verdad es que no conseguí hacerle bajar de los siete litros y sí que fue fácil pasar los 12 y 13 litros a los cien al dejar rienda suelta a la caballería. En un uso normal y civilizado, alternando la carretera con los recorridos urbanos podemos mantenerlo en torno a los 10 litros a los cien, nada exagerado para la potencia que nos ofrece.

  • Galería
    Enlázanos
    Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
    Comunidad supermotor
    foro motor
    boletin
    Facebook
    twitter
    Blog