27/07/2005

LEGISLACIÓN QUAD: CUESTIÓN DE PAPELES

La legislación actual nos permite elegir entre varios tipos de homologaciones para los quads. Las más destacadas, y que abarcan a la mayoría de modelos, corresponden a las denominaciones de vehículo especial y cuatriciclo. Descubre las diferencias y elige correctamente.

Reportajes - REPORTAJE/ Quad&Jet

Subir fuenteBajar fuente

Son muchas las cartas que nos llegan preguntándonos acerca del tipo de carné que se necesita para conducir quads, así como sobre el número de plazas de determinados modelos, la obligatoriedad del casco o su posibilidad de transitar por las calles de cualquier pueblo o ciudad. Aunque desde Quad&Jet siempre hemos respondido a todas estas cuestiones con la certeza de hacerlo correctamente, la proliferación de modelos en nuestro mercado está creando un parque móvil considerable que debiera estar perfectamente regulado y que actualmente, en multitud de casos, no cumple muchas veces con todos los requisitos legales.

Las nuevas creaciones de las marcas cuentan ya con la posibilidad de transportar un pasajero además del conductor y circular libremente por el asfalto, así como hay viejos conocidos de nuestro mercado que nos permiten elegir entre dos versiones para su uso por el campo o ciudad. Por este motivo, en Quad&Jet nos hemos propuesto aclarar el asunto de una vez por todas.

Cierto es que existe un vacío legal considerable con respecto a los quads, que con la legislación en la mano pueden ser considerados de mil y una maneras, ateniéndose a su vez a distintas leyes, pero hay ciertos aspectos legales básicos que todos debemos tener claros.

No será la primera vez que, con el quad en el garaje y las llaves en la mano, su usuario descubre que debe obtener un permiso de conducir o que sólo puede circular por recintos privados.

Aspectos generales
Aunque todos los quads comparten básicamente su aspecto y construcción, las peculiaridades de cada uno nos obligan a encuadrarlos dentro de normativas diferentes. Así, como norma general, los deportivos y ATV de máxima capacidad son considerados Vehículo Especial, una categoría muy genérica que engloba a su vez a la maquinaria agrícola y de obras.

En este caso, el título necesario para su manejo es la licencia B, y en ningún caso se podrá conducir con acompañante. Los modelos infantiles no matriculables no son considerados en ninguno de los apartados a los que se refiere el Reglamento General De Vehículos, por lo que su uso está restringido a fincas privadas o circuitos cerrados al tráfico.

Un peldaño por encima se encuentran los ciclomotores (hasta 50 cc), que son aquellos quads destinados generalmente al público adolescente y cuya legislación permite circular legalmente con pasajero, aunque el uso del casco y la posesión de la licencia de ciclomotor y seguro son condiciones indispensables para poder conducirlo.

El verdadero problema llega con los hasta ahora considerados Cuadriciclos, pues según el Reglamento General de Vehículos su denominación correcta es Cuatriciclo. La condición indispensable para su homologación es la potencia del motor, que no debe superar los 15 kw, y el peso, que no debe exceder de los 400 kg. Por este motivo, hay modelos de generosas dimensiones capaces de transportar dos pasajeros, que cuentan con señalización óptica y acústica y no tiene la consideración de cuatriciclos.

Éste es el caso de los grandes ATV 4x4 y los deportivos de mediana cilindrada, cuya potencia excede la permitida y no pueden cumplir lo homologación pertinente. Así mismo, generalmente los nuevos quads de cilindrada reducida (hasta 250 cc) cumplen sin problemas con estos requisitos, por lo que satisfacen la normativa que les permite circular con pasajero y ser matriculados como cuatriciclo. Legalmente, los ATV que ofrecen versión homologable como cuatriciclo han de contar con la preceptiva limitación de potencia. El caso más llamativo es el del nuevo Arctic Cat 650 V2, que en su proceso de homologación ha sufrido la reducción de potencia útil.

Respecto a las condiciones necesarias para la homologación de cada modelo vamos a obviar una extensa lista de requisitos, aunque sí nos detendremos en algunas de las obligaciones a las que debemos atenernos siempre que circulemos con nuestro quad.

En el caso de los Vehículos Especiales, la legislación obliga al uso del casco durante su manejo, aunque desde nuestro punto de vista su uso no es sólo recomendable sino obligatorio para prevenir cualquier tipo de lesión frente a un accidente. Así mismo, los Vehículos Especiales matriculados como tales que circulen por centros urbanos o fuera de ellos deben llevar al menos el retrovisor izquierdo, siendo el derecho opcional.

De igual manera, al circular por carretera los Vehículos Especiales tienen la limitación de velocidad a 45 km/h, así como de circular por la parte transitable del arcén o, en su defecto, usando la parte imprescindible de la calzada en su margen derecho.

Los cuatriciclos gozan en cambio de una mayor permisividad en su tránsito. En primer lugar, estos vehículos pueden ser utilizados por conductor y un acompañante, circular por la calzada como un automóvil e incluso acceder a autopistas y autovías. En este caso la legislación sí obliga a instalar una pareja de espejos retrovisores, al uso del casco bajo cualquier circunstancia y a realizar el pago del impuesto de matriculación, que asciende a un 12% sobre el precio de compra (algunas marcas sí incluyen esta suma en su precio).

Galería
¡SUSCRÍBETE AL BOLETÍN!
Entérate de todas las novedades del motor, pruebas, salones, competición... Suscríbete a ¡ARRANCA!, el boletín semanal de supermotor.com.
SUPERMOTORTV
La televisión de motor en Internet. Reportajes y pruebas de los coches más espectaculares. ¡PINCHA Y VERÁS!
Enlázanos
Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
Comunidad supermotor
foro motor
boletin
Facebook
twitter
Blog