08/06/2000

BMW 750hL: ¿CARA LA GASOLINA? ECHA AGUA

¿Es una gracia? Pues no, BMW presenta el primer coche que se va a producir en serie que consume hidrógeno en lugar de petróleo sin perder prestaciones. Una luz en el horizonte para acabar con la polución.

Novedades - Redacción motor

Subir fuenteBajar fuente

El BMW 750hL fue presentado el 11 de mayo en Berlín. El primer coche a hidrógeno del mundo fabricado en serie. En aquella ocasión, el Dr. Burkhard Göschel, director de Desarrollo del grupo BMW, expresó: 'Nuestra idea es que, para el 11 de mayo del año 2005, junto a cada establecimiento de BMW Group en Alemania haya a disposición una estación de servicio para la carga de hidrógeno.' España podría estar preparada para el año 2010.

El motor de doce cilindros propulsado con hidrógeno tiene una potencia de 204 CV., acelera de 0 a 100 km/h en 9,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 226 km/h. Gracias a su tanque criogénico de 140 litros, este modelo de la Serie 7 posee un alcance adicional de 350 kilómetros. A ello se le agrega una alimentación convencional a gasolina, que -en virtud de la aún incompleta red de suministro con hidrógeno- permanece igual que en la actualidad.

Por lo tanto, el motor solo muestra una diferencia sustancial en lo que respecta a la sección de aspiración, que tiene válvulas inyectoras adicionales para el hidrógeno. La fabricación del modelo propulsado a hidrógeno de la Serie 7 fue plenamente integrada en el proceso normal de producción. De este modo, los motores de doce cilindros se incorporaron a la planta de Dingolfing y se construyen junto a los motores tradicionales de carburador y Diesel.

Seguridad al nivel de los actuales vehículos de gasolina
El hidrógeno se mantiene en forma criogénica (ultracongelado y líquido), a una temperatura de -253 grados centígrados, dentro de un tanque de acero de pared doble que se ubica detrás del respaldo trasero. En caso de haber una sobrepresión excesiva, dos válvulas de seguridad garantizan una ventilación controlada. Estas piezas también forman parte de un concepto integral de seguridad, probado en numerosos tests de choque. Incluso en los accidentes sumamente violentos, donde el tanque se ve afectado en su área protegida, el cilindro de acero (con doble cubierta de 2 mm) no pierde su absoluta estanqueidad. Las deformaciones más pronunciadas en el vehículo, aquellas que casi no dejan posibilidad alguna de supervivencia a sus ocupantes, pueden provocar fugas en el tanque, aunque el mismo no habrá de explotar: para ello debería producirse una mezcla de hidrógeno y aire, pero el aire es incapaz de penetrar en el tanque debido a la mayor presión interna del hidrógeno.

Primera serie de autos con pila de combustible
Las berlinas propulsadas por hidrógeno disponen de pilas de combustible para suministro de la energía necesaria a todo el sistema eléctrico, siendo estas las primeras unidades fabricadas en serie que presentan tales características en el mundo. Esta 'batería electroquímica' adopta la función que mejor puede cumplir: genera corriente con un alto rendimiento (hasta el 50 %). En este modelo de la Serie 7 propulsado a hidrógeno, la compacta pila ocupa el espacio de una batería de aleación convencional, aunque la unidad de cinco kilovatios la supera claramente en cuanto a prestaciones y durabilidad. La también llamada Unidad Auxiliar de Potencia (APU) no solo suministra la energía necesaria a todo el sistema eléctrico, sino que además permite nuevas posibilidades: un ejemplo es el climatizador independiente que proporciona aire frío o caliente incluso con el motor apagado.

Servicio del futuro: radiocontrol permanente
Al igual que los coches de Fórmula 1, todas las unidades 750hL se encuentran conectadas por radio durante las 24 horas a los ordenadores del Taller de Desarrollo de Munich. Esto permite efectuar un control permanente de todos los sistemas y reaccionar de inmediato ante la más pequeña anomalía. No solo se transmiten y chequean los valores correspondientes al suministro de hidrógeno, sino también todos los datos administrados por un sistema de bus estándar incluido en este Serie 7. 'Si algo no está en orden, el conductor informa de inmediato al taller', explica Klaus Pehr, ingeniero responsable de los vehículos a hidrógeno en BMW. Los conocimientos adquiridos se vuelcan hacia un continuo mejoramiento de la moderna flota. Merced a un plan rotativo de aplicación para el ecológico Serie 7, queda asegurada una rápida actualización del estado de todas las unidades.

Ya durante esta etapa de desarrollo, el sistema de radiocontrol ha demostrado ser de gran utilidad. El control de coches de Hannover, que hasta ahora debía funcionar durante toda la noche, puede reducirse a una breve tarea de verificación en la empresa, básicamente para calibrar los sensores. Allí las unidades 750hL también se cargan con hidrógeno desde un 'contenedor criogénico móvil'.

Motores de hidrógeno: mezclas pobres para evitar emisiones
Mientras el motor básico proviene de una producción en serie, la propulsión por hidrógeno aún requiere algunos ajustes en el sistema de combustible para procesar la mezcla. Así es que se creó un sistema electrónico de formación de la mezcla, que dosifica en proporciones exactas el hidrógeno y el cambio de carga. En general, la combustión se lleva a cabo con mezclas pobres. El exceso de aire, contenido en la cámara de combustión, absorbe calor y reduce así la temperatura de llama por debajo del límite crítico (aquel sobre el cual la mezcla se torna inflamable). Al mismo tiempo, la baja temperatura de combustión impide la formación de óxidos de nitrógeno (NOx), que en los motores de gasolina deben ser neutralizados mediante catalizadores. Por lo tanto, dejando de lado una mínima cantidad de vapor, los motores BMW a hidrógeno prácticamente no generan emisiones de ningún tipo, incluso cuando carecen de un tratamiento adicional para las gases de escape. Cabe destacar que si bien este diseño de motor no contaminante tiene como consecuencia una merma de potencia, la misma puede compensarse, por ejemplo, mediante una adaptación de la cilindrada. Los motores desarrollados exclusivamente para la propulsión a hidrógeno no ofrecen esta alternativa de equilibrio y se diseñan con características que por lo menos equivalen a las de los motores Diesel.

Galería
FICHA TÉNICA
Potencia: 204 CV.
Aceleración 0-100 km/h: 9,6 s
Velocidad máxima: 226 km/h
A FAVOR
- No contamina
- Similares prestaciones
A MEJORAR
- Red para repostar
¿Y TÚ QUÉ OPINAS?
¿Es el fin del petróleo? Lo que parecía un futuro lejano parece realidad en poco tiempo. ¿O crees que habrá otro tipo de energía? Opina en el foro de autos.
Enlázanos
Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
Comunidad supermotor
foro motor
boletin
Facebook
twitter
Blog