26/07/2000

UN VERANO REFRESCANTE

El aire acondicionado es la mejor solución para aliviar los calores del verano. Además de regular la temperatura también elimina la humedad del habitáculo, lo que hace más confortable la conducción. ¿Quieres descubrir más detalles?

Actualidad - Bárbara Maregil

Subir fuenteBajar fuente

Ahora con aire acondicionado o descuento equivalente. Esta es una de las promociones que más se pueden escuchar en los anuncios de coches en esta época del año. Y es que el periodo estival es el más propicio para adquirir un vehículo con este equipamiento.

Actualmente cerca de un 70% de los vehículos matriculados en España están equipados con una climatización de origen, frente al 20% en 1990. A este crecimiento ha contribuido la bajada del precio de la opción que ha pasado de un coste medio de 300.000 pesetas en los años 80 a una media de 150.000 pesetas al finalizar los 90.

De todas formas, también se puede incorporar un equipo de aire acondicionado después de realizar la compra. Pero antes debes analizar si la inversión es rentable y asegurarte que la instalación se realice en un taller especializado, que el equipamiento sea de calidad y que el coche tenga suficiente potencia y cilindrada (no es aconsejable en vehículos de menos de 1.000 cc). La instalación del aire acondicionado cuesta entre las 150.000 y las 300.000 pesetas, dependiendo de la marca del equipo que se quiera poner, del modelo de vehículo y de su antigüedad. Como puedes comprobar es más caro que si el automóvil lo incorpora desde fábrica.

Ventajas e inconvenientes
Una de las ventajas que presenta el aire condicionado es la reducción de la temperatura ambiente en períodos veraniegos lo que hace mucho más habitable el coche. El resultado: una mayor concentración en la carretera. Además, su efecto deshumectante, gracias al rápido enfriamiento, hace más agradable la estancia en países cálidos donde la humedad multiplica los efectos del calor.
Pero no sólo en verano es útil el aire acondicionado. Durante el invierno, en conjunción con la calefacción, también permite quitar rápidamente el vaho de los cristales.

Sin embargo no es oro todo lo que reluce. Este gran invento que nos alivia del calor también tiene sus inconvenientes. Podemos destacar que el compresor del aire acondicionado resta potencia al motor y su efecto se deja notar más cuanto menor es dicha potencia, con una merma de cuatro a diez caballos según la cilindrada. Para solucionar esto, en determinadas situaciones como subidas o adelantamientos, el conductor puede desconectar el aire para aprovechar toda la fuerza del motor.

Por otra parte, el efecto deshumectante puede ser nocivo a la larga para los ocupantes del vehículo, ya que una excesiva sequedad del aire que se respira y transpira puede resecar las mucosas de la nariz y la garganta e incluso la propia piel. Por ello, debes evitar la proyección directa del aire frío sobre el cuerpo.

Revisiones periódicas
Más de tres millones de vehículos en España, es decir, uno de cada cuatro, necesita cada año un mantenimiento específico de la climatización. Y es que el circuito de aire acondicionado es un equipo complejo de alta tecnología que se compone de piezas de desgaste (filtro del habitáculo, filtro deshidratante), piezas de avería (compresor, evaporador, sondas, etc.) o de colisión (condensador).

De esta manera, los cuidados del sistema se centran en hacerle una revisión y en recargar el gas, operación que suele ser necesaria cada dos años y que cuesta unas 7.000 pesetas. También se debe verificar el estado del compresor (parte fundamental del equipo) comprobando su nivel de aceite. Asimismo, es aconsejable la observación detallada de tuberías, juntas, correas y mangueras.

Otra de las piezas que requiere un cuidado especial es el evaporador, donde se condensa el agua. Este componente suele tener un ambiente húmedo que favorece la proliferación de hongos y bacterias que pueden producir mal olor en el vehículo. Para solucionar este problema existen diversos productos en el mercado, pero su aplicación debe realizarla un taller especializado.

Por último, la limpieza también es muy importante para lograr un rendimiento óptimo del sistema de aire acondicionado. Es conveniente que el flujo de aire no se vea reducido por el polvo y las impurezas. Por ello, la entrada se debe revisar periódicamente, eliminando las hojas y la suciedad acumulada. También es necesario asegurarse de que el filtro antipolen está limpio, sustituyéndose si se observa una disminución del caudal de aire interior.

Ya sabes, si no quieres derretirte dentro del coche este verano, el aire acondicionado es tu mejor aliado. Si tu vehículo no tiene la suerte de contar con este sistema, pues a bajar las ventanillas y a soportarlo lo mejor posible.

bulletNOTICIAS RELACIONADAS

· VIAJAR SIN RIESGOS: TODAS LAS CLAVES

Galería
¿CÓMO FUNCIONA?
El sistema de aire acondicionado tiene como objetivo alcanzar de forma rápida y mantenida una temperatura en torno a los 25 º C. Para ello utiliza un sencillo mecanismo parecido al de una nevera. Si quieres conocer todo sobre su funcionamiento pincha aquí
CUIDADOS
El sistema de aire acondicionado necesita un mantenimiento periódico, recomendable al inicio de cada temporada estival. Para ello existen talleres especializados en el montaje, averías y mantenimiento de los sistemas de aire que te permiten disfrutar de su frescor cuando más lo necesites. Si quieres enterarte de más cosas pincha aquí
OPINA
¿Pedirías aire acondicionado de serie al comprar tu coche? ¿Crees que el aire acondicionado supone un inconveniente para coches con escasa potencia? Danos tu opinión en el foro de autos.
Enlázanos
Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
Comunidad supermotor
foro motor
boletin
Facebook
twitter
Blog