29/08/2006

SEAT LEON 2.0 TFSI SPORT-UP: AHORA SÍ

La apuesta del grupo VAG por los motores de inyección directa de gasolina ha encontrado el éxito con este propulsor. Suave, potente, rápido, no muy gastón y encima al León le sienta como un guante.

Subir fuenteBajar fuente

PRUEBA/ Iván Solera

  • Introducción y diseño.
  • Motor, prestaciones y consumo.
  • Comportamiento.

    HABITÁCULO Y EQUIPAMIENTO

    Más de lo mismo
    Por dentro tampoco encontrarás grandes diferencias con el resto de la gama. El diseño interior es el mismo, aunque hay alguna diferencia en los materiales empleados. Destaca la parte alta del salpicadero, en color negro, que en vez de ser de plástico duro es blando al tacto y da mayor sensación de calidad. El TFSi sólo se comercializa en acabado Sport-Up, el más equipado. Incluye volante de tres radios multifunción, control de crucero, elevalunas eléctricos traseros, climatizador bizona y retrovisores abatibles eléctricos. La unidad probada, además monta navegador.

    La postura de conducción es correcta, con volante regulable en altura y profundidad y altura del asiento. El espacio que queda para las piernas es suficiente para los más altos, así como la atura libre. El campo de visión es un poco limitado y más si eres alto. Entre el montante izquierdo, el retrovisor interior y la unión del parabrisas con el techo el hueco que queda no es muy amplio aunque suficiente. En la situación de los mandos no encontramos defectos pero el manejo de la pantalla multifunción es algo complicada por la cantidad de botones que tiene.

    Los guarnecidos textiles de las puertas y los asientos mezclan el negro con el rojo, dando un aspecto elegante y con saborcillo deportivo. Los asientos son específicos para el acabado Sport-Up, con formas más marcadas para sujetar el cuerpo con más fuerza. El respaldo es muy alto y se ciñen muy bien al cuerpo. Las banquetas de los asientos también se ciñen, quizá demasiado porque son estrechas para los que no tenemos cuerpo de modelo y las orejas de los laterales molestan un poco al principio.

    Las plazas traseras tienen espacio suficiente para dos adultos, tres ya van justos. Este asiento poco tiene que ver con los delanteros, sus formas son muy rectas, demasiado. La zona lumbar queda al aire y los pequeños resaltes de la banqueta y el respaldo apenas sujetan el cuerpo en las curvas.

    El maletero tiene una capacidad de 341 litros que se puede ampliar enormemente abatiendo los asientos traseros. Las formas son muy rectas, tiene espacio para una rueda de emergencia y la línea de carga es baja. Pero, tanto la boca de carga como el espacio reservado para ésta son algo estrechos.

  • Galería
    Enlázanos
    Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
    Comunidad supermotor
    foro motor
    boletin
    Facebook
    twitter
    Blog