29/06/2005

CITROËN C4 1.6i 16v VTR PLUS 5p: INNOVACIÓN A BAJO PRECIO

Si buscas suavidad, confort y te gustan los diseños atrevidos, sigue leyendo, porque este C4 te va a gustar.

Noticias - Iván Solera

Subir fuenteBajar fuente

  • Diseño
  • Motor consumo y prestaciones
  • Comportamiento

    HABITÁCULO Y EQUIPAMIENTO

    Más diseño
    El interior del C4 recupera la vieja apuesta de Citroën por la innovación. Lo primero que salta a la vista es el volante, con una prominente parte central que queda fija cuando giramos el volante. En este soporte encontramos más de 15 mandos entre pulsadores y mandos giratorios. Desde mi punto de vista es algo incómodo, los radios del volante están muy bajos y no sirven de apoyo para las manos. Por otro lado, al hacer maniobras y mover rápidamente las manos por el volante, te tropiezas con la parte central y con tantos botones, resulta complicado aprender la situación de cada uno.

    La instrumentación se divide en tres campos, el primero es una tira de testigos situada en la parte superior de la parte fija del volante, se ve muy bien pero al estar tan cerca los ojos necesitan más tiempo para poder enfocar. Justo tras estos testigos se encuentra un curioso cuentavueltas digital, que en principio no tiene raya roja. Es toda la pantalla la que se ilumina en rojo cuando se llega a esa delicada zona. Por último, la instrumentación principal se encuentra en la parte central del salpicadero, es muy legible gracias al generoso tamaño de sus gráficos y a su iluminación mixta entre luz artificial y natural.

    La consola central se divide en dos partes muy diferenciadas, la superior incluye la pantalla multifunción desde la que se controla el equipo de sonido, el ordenador, el teléfono, etc. La parte inferior tiene un diseño mucho más convencional y en ella podemos encontrar los mandos de la climatización y el equipo de audio.

    Los asientos en la versión VTR son deportivos y abrazan correctamente el cuerpo, sujetándolo muy bien en curvas. La tapicería es muy curiosa, con una base naranja y una especie de redecilla en negro que permite la transpiración mucho mejor que los tejidos habituales. El único problema que le veo es la apariencia de fragilidad y que, en este caso, quedaba algo suelta, dando la sensación de que fuesen fundas.

    La postura de conducción es buena y se adapta bien a las distintas alturas. Los únicos 'peros' que podemos encontrar, son el estorbo que supone en curvas cerradas y cruces el grueso montante delantero izquierdo y que los retrovisores exteriores están algo retrasados. El equipamiento es muy completo, más que en muchos modelos de mayor precio y los mandos se encuentran situados al alcance de la mano, menos los que están situados bajo el cuadro central, que hay que incorporarse para su utilización. Lo que sorprende es que, ante tal despliegue en diseño e innovación, aparezcan las veteranas palancas tras el volante que montaba el Xsara y el pomo de la palanca de cambios de este modelo. No es que estén mal, pero me parece un mal detalle pensando en los propietarios de un Xsara que decidan comprarse un C4.

    Las plazas traseras tienen espacio suficiente para las piernas y buena altura, pero la anchura es muy justa para tres adultos. El maletero tiene una capacidad de 320 litros, es muy cuadrado y cuenta con múltiples argollas para sujetar una red elástica. Además, los asientos traseros son abatibles al 60/40.


  • Galería
    Enlázanos
    Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
    Comunidad supermotor
    foro motor
    boletin
    Facebook
    twitter
    Blog