27/10/2009

FELOZ CAR NINJA 1100: UN 1.100 MUY ASEQUIBLE

Si buscas un buggy potente y de gran cilindrada pero tu presupuesto es más bien contenido, ten en cuenta al nuevo Ninja 1.100, una de las opciones que más puede aproximarse a tus pretensiones. A partir de ahora, te contamos todos sus secretos.

Subir fuenteBajar fuente

PRUEBA/ Revista Quad&Jet/ Redacción

Hasta ahora, la mayoría de los modelos comercializados en España con cilindradas por encima de los 1.000 cc rondaban cifras monetarias al alcance de muy pocos. Ahora bien, con la llegada de este Ninja, la cosa cambia enormemente. Feloz Car tiene la exclusiva para la importación de este modelo que ronda los 7.000 e, sin contar el Impuesto de Emisiones ni los gastos de matriculación. Al situar un buggy en ese precio, nos hace rondar cifras más acordes con los tiempos que corren...

Éste además se ofrece en tres versiones: la que te presentamos en esta ocasión o Racing, otra denominada Dakar que incorpora un frontal y techo de fibra en color naranja y una última llamada Ibiza con un gran número de accesorios extras.

Sencillez
Uno de los principales reclamos del Ninja es la sencillez en todos sus elementos y un equipamiento básico donde no faltan incluso los latiguillos metálicos de frenos.

Echando un vistazo a su estética, destaca el frontal con unas ópticas principales rasgadas que le dan una fuerte personalidad, aunque por temas de homologación, vienen acompañadas de unas clásicas, de forma circular, que cumplen con la normativa. También viene equipado con una baca portaobjetos en el techo de gran utilidad junto a unos focos supletorios.

El apartado ciclo está presidido, como suele ser habitual, por un chasis tubular, una mecánica alimentada por carburación y un esquema de suspensiones independientes. Para la transmisión, utiliza una caja de cambios de cuatro velocidades y diferencial trasero.

Para tipos altos
Todo está bien rematado en un conjunto de tamaño contenido. Aparentemente el nuevo Feloz Car Ninja 1100 ofrece una buena anchura de vías y, aunque las suspensiones parecen excesivamente básicas, su trabajo es bastante bueno como comprobaremos más adelante.

Debido a la posición muy baja de sus asientos, a una columna de dirección volante y al cuadro de relojes bastante elevados, la visibilidad delantera se ve mermada. Este es un punto claro a mejorar, sobre todo para usuarios de poca estatura. En este sentido, se ofrece como opción un soporte elevador para que el asiento quede un poco más elevado y así mitigar parcialmente ese problema.

En marcha
La mecánica tiene un sonido contundente desde parado y sube de régimen con relativa soltura, en parte gracias al buen par. Su comportamiento, más bien subvirador, tiende a irse ligeramente de frente en las curvas más cerradas aunque las sencillas suspensiones sorprenden por su comportamiento. Absorben bien y tan solo en fuertes apoyos o tramos muy rotos pueden mostrar alguna debilidad.

Por su parte, la inserción de marchas, sin ser complicada, requiere un poco más de fuerza de la que nos gustaría y su tacto es algo esponjoso. En la frenada ocurre igual, pues los frenos cumplen su cometido con una potencia correcta aunque de tacto también son algo esponjosos.

En definitiva, el Ninja es un buggy muy atrayente que por relación precio-prestaciones se sitúa en una posición muy ventajosa frente a la competencia.

Etiquetas: feloz car ninja buggy quad

Enviar a un amigo
 Enviar a un amigo.
Galería
Enlázanos
Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
Comunidad supermotor
foro motor
boletin
Facebook
twitter
Blog