17/11/2008

GOES 520 4X2 2008: ALIGERADO

Con esta versión 4x2, el conocido Goes 520 se convierte en el nuevo escalón de partida entre los modelos de mayor cilindrada de la marca francesa. Además, ofrece el mismo equipamiento del 4x4 a un precio que lo sitúa como la opción más económica entre los ATV de medio litro de cilindrada.

Subir fuenteBajar fuente

PRUEBA/ Redacción/ Revista Quad&Jet.

Es cierto que el Goes 520 se concibió como una copia del todopoderoso Yamaha Grizzly 660 y, la verdad, cada vez que lo observamos, la mayoría de sus elementos nos recuerdan al modelo japonés.

En un primer momento fue Goes quien lo empezó a comercializar retocando ligeramente la estética y el color, en este caso naranja, siguiendo los pasos de primer modelo de la marca, el 220 S, que llegó en 2005.

Así pues, casi dos años después, los 520/520 Max 4x4 ven ampliada la oferta con esta versión más económica, y que destaca por la eliminación de todo el conjunto de tracción delantero. Este 4x2 se convierte por tanto en un modelo más asequible gracias también a su descenso en el precio, casi de 1.000 euros si lo comparamos con el 520 4x4.

Estamos, pues, ante el ATV de 500 cc con mejor precio del mercado. Todo ello sin reducir su equipamiento, que incluye novedades y mejoras, como la pintura gris metalizada, cardán reforzado, suspensiones con nuevos tarados, cabestrante y llantas de aleación.

Atractivo
Con el nuevo color, la estética gana bastantes enteros y la combinación con detalles en negro resulta muy atractiva a la vista, incluso sus dimensiones parecen haberse agrandado por arte de magia.

Pero si la mayor ganancia ha sido la reducción de peso en 30 kg, la mayor pérdida es evidentemente la capacidad de tracción. Aun así, como el equipamiento incluye cabestrante de serie (aunque nuestra unidad no lo llevaba, ni tampoco las llantas de aleación), tenemos cierto margen de maniobra en situaciones comprometidas.

Otro detalle en el que se ha trabajado han sido los reglajes de las suspensiones: secas e imprecisas en las primeras unidades de 2007, han pasado a ser, para nuestro gusto, excesivamente suaves. Y no porque absorban mal los obstáculos, sino porque el 520 4x2 tiende a levantar excesivamente el morro en aceleraciones y a hundirlo mucho en frenadas. Esto se acentúa si vamos acompañados (aunque el pasajero irá cómodo gracias al respaldo).

Evidentemente el hábitat natural de este modelo son aquellos terrenos donde no se comprometa la tracción, aunque como pudimos comprobar, y a pesar de no contar con el diferencial delantero, en subidas muy pronunciadas el buen par motor puede con casi todo si atacamos con fe. También ayuda su tren trasero, con suspensiones independientes que permiten un buen contacto de las ruedas con el suelo.

Por su parte la dirección sigue siendo un poco dura y, a pesar del menor peso en el tren delantero, hay que trabajar bastante para guiarlo por donde queremos ir. A esto tampoco contribuyen los puños del manillar que resbalan en exceso. En cuanto a la inserción de marchas, nos prometieron que mejoraría pero no pudimos comprobarlo en la unidad de pruebas, quizás porque no contaba con el pertinente reglaje del selector. La larga y el punto muerto entraban bien, pero la marcha atrás y sobre todo la P de parking se resisten bastante.

Sobre firmes en buen estado se pueden mantener ritmos tranquilos sin problemas: con la reductora se alcanzan casi los 60 km/h de marcador y con la larga superar los 85 km/h es complicado. Su comportamiento es más bien subvirador, y al intentar forzar la zaga para mejorar la entrada en curva notamos que este es un ATV para disfrutar sin forzar, para rodar tranquilitos.

Por precio es la mejor opción en el medio litro, aunque si tu espíritu es más aventurero, necesitarás un modelo con tracción 4x4.

Enviar a un amigo
 Enviar a un amigo.
Galería
Enlázanos
Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
Comunidad supermotor
foro motor
boletin
Facebook
twitter
Blog