23/07/2008

HSR BENELLI SERIE-R NAKED EDITION Y PRO EDITION: MUY MANEJABLES

Con un diseño innovador y una motorización de 4T atmosférica de alto rendimiento la serie R pretende darle la vuelta al mercado de las runabout... otra vez

Subir fuenteBajar fuente

PRUEBA JET/ Texto: Carlos Vela. Fotos: Kico Moncada / HSR B

Actualmente existen más de 25 modelos distintos de motos de agua de conducción 'sentado' entre biplazas y triplazas con distintos cascos y motorizaciones, pero no encontramos ninguna que se parezca estéticamente a esta Serie R. Es un perfecto ejercicio de diseño con trazos rectos, y parece encontrar su inspiración entre el helicóptero del Trueno Azul y un catamarán de F1. En la parte alta del casco encontramos un manillar bajo, maneta de trim y gatillo de gas en aluminio, lo que denota un enfoque racing en un modelo básico que no va dirigido inicialmente a competición. Su motorización con potencias de 142 CV, la Naked, y 172 CV, la Pro, las sitúan en el segmento de paseo/ocio.

La parte inferior del casco tiene un diseño realmente efectivo, de gran similitud con una STX de Kawasaki pero con algo más de V y un poco más largo. Esto, sumado a una turbina de carreras y una entrada de agua con cuchara, nos da un comportamiento fabuloso en aguas rizadas y mucha precisión y facilidad en los giros.

La serie R de HSR Benelli es la primera propuesta del innovador fabricante Austriaco que introdujo los motores de cuatro tiempos por primera vez en los Jet Ski, revolucionando el mercado mundial.

Potencia plana y progresiva
La Naked Edition es el modelo más básico, sin marcha atrás, ni trim y con 142 CV de potencia en un motor tricilindrico de origen Benelli que goza de una curva de potencia muy plana y progresiva desde el ralentí hasta el corte de inyección.

Lo mismo nos ocurre con la Pro, bastante más equipada, con marcha atrás de accionamiento eléctrico y trim en una maneta accionada con la mano izquierda, al estilo de las carreras, y compartiendo motor con la Naked, pero un poco más lleno en toda la banda de revoluciones y con 172 CV que, sumados a un casco ligero y efectivo, nos ofrece un resultado digno de una mecánica más potente.

Muy estable pero le faltan huecos estancos
Siempre que tenemos una nueva moto delante lo primero que nos apetece es montar, probarla, hacer curvas, saltar, darle gas a fondo, en fin, todo lo que se os ocurra. Bien, pues todo esto lo hicimos y las sensaciones resultaron fantásticas: es estable con uno y con dos, gira muy pero que muy bien, tiene una velocidad punta buena y coge agua siempre. Quedamos muy satisfechos.

Tras montarnos, nos paramos a estudiar el detalle y comentamos entre nosotros algunas cosas que, de repente, nos faltaban. ¿Dónde meto una mochila si quiero ir de excursión? No tenemos donde poner la toalla. De compartimento estanco sólo dispone de una amplia guantera entre el asiento y el manillar, la parte delantera que estamos acostumbrados a abrir en cualquier moto, aquí es fija. Para el control de la moto tenemos un display digital muy escueto, con funciones básicas, al que no le vendría mal ser algo más grande y completo.

Con un cómodo puesto de conducción
Otro punto a destacar es su posición de sentado, resulta muy cómoda y ergonómica, rápidamente te encuentras como en tu moto de siempre, aunque en conducción de pie molestan un poco las aristas bajo el asiento. Suponemos que estos pequeños inconvenientes son fruto de la juventud del producto y seguramente serán subsanados por los ingenieros de HSR Benelli, aunque es importante reseñar su enorme interés por hacer las cosas bien y terminar sus productos de forma impecable. Esperemos que pronto podamos contaros la prueba de este mismo casco con los motores de 6 cilindros en V de 270 y 340 CV.

Etiquetas: hsr benelli jet motos agua naked biplaza ski

Enviar a un amigo
 Enviar a un amigo.
Galería
Enlázanos
Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
Comunidad supermotor
foro motor
boletin
Facebook
twitter
Blog