22/08/2007

HONDA TRX 450 2007: VUELVE EL TIBURÓN

Estos últimos años el HONDA TRX 450 R se ha comportado como un auténtico tiburón insaciable en las competiciones de Quad Cross y resistencia. Nunca quedaba satisfecho y en cada manga devoraba a todos sus rivales. 2007 se presenta para HONDA como el año de la repesca y, aunque tenga pocas modificaciones, es un serio candidato para alzarse con el trofeo final en CEQ-X.

Subir fuenteBajar fuente

PRUEBA QUAD/ Texto: Víctor Puig / Fotos: Pablo Naveiras

El pasado mes de marzo recibíamos en exclusiva la primera unidad del nuevo Honda TRX 450 R. Nos llegó en una situación extrema, por lo que nosotros mismos tuvimos que hacer el desembalaje y montaje del quad. Os preguntaréis, que por qué os contamos esto. Pues bien, el que esto firma ha trabajado muchos años como mecánico y os aseguro que la sencillez y facilidad de montaje es realmente genial. De hecho, una vez terminado nos sorprendió a todos los miembros de la redacción de Quad&Jet por su belleza. Era de noche y tan solo una tenue luz lo iluminaba: parecía un autentico tiburón blanco.

A la mañana siguiente nos dirigimos hacía el circuito de El Calvario, en la localidad sevillana de Osuna, donde pudimos comprobar que no sólo la estética da aires de tiburón a este deportivo. A primera vista el quad es el mismo y de hecho lo es, las modificación más significativa es el cambio de decoración: para 2007 se ha optado por una versión con toda la plástica en color blanco y otra negra con el chasis en rojo, manteniendo la versión típica con la plástica en rojo.

Soberbia entrega del motor
En esta ocasión éramos varios pilotos los que pudimos probar esta primera unidad, y todos coincidíamos en que la entrega del motor es soberbia, el propulsor está lleno a todo régimen y no necesita preparación para conseguir los 50 CV. Pero no sólo se trata de la gran potencia que desarrolla sino de la forma en que la entrega, es dócil y es muy fácil sentir en la mano derecha lo que está pasando en el tren trasero durante las 9.850 rpm a las que puede llegar a girar el motor; realmente formidable.

Otras de las virtudes es su ligereza y manejabilidad en los saltos. Ya habíamos probado esto en los TRX preparados, pero no es cuestión de preparación sino de 'genética': aporta una gran seguridad y capacidad de manejabilidad lo que te ayuda a salir de condiciones extremas o a copiar los saltos y ganar algunas décimas.
No podemos decir lo mismo de su geometría de dirección y por lo tanto de su conducción en general. Desde nuestro punto de vista no transmite confianza, mostrándose excesivamente nerviosa, por lo que en circuitos muy bacheados se incrementa exponencialmente esta sensación de inseguridad. Hablando de inseguridad, quizás tenga mucho que ver el hecho de no estar equipado de serie con parrillas. Es una autentica locura rodar sin ellas y aunque tan solo sea obligatorio para competir, creemos que debería ser un componente estándar en todos los deportivos.

Su posición de conducción es en general muy cómoda, aunque el manillar es muy estrecho y alto. Aquellos que le deis un uso menos deportivo os encontrareis realmente cómodos, pero para su uso en circuitos no lo es tanto. El asiento es equiparable al de una moto de cross, por lo que la conducción de piernas es muy fácil, relajando de esta forma los antebrazos en subidas, bajadas y acelerando a fondo.

Una buena opción para todos aquellos que améis la competición. Su carácter es el de un devorador y os transmitirá unas sensaciones realmente increíbles.

Etiquetas: quad prueba honda trx moto

Enviar a un amigo
 Enviar a un amigo.
Galería
Enlázanos
Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
Comunidad supermotor
foro motor
boletin
Facebook
twitter
Blog