08/08/2007

SEA DOO RXT Y RXP: LAS R DE SEA DOO

Todas las fábricas de motocicletas, dentro de su variedad de modelos, disponen de una gama denominada 'R' enfocada al mundo de la competición. En las motos de agua no podía ser menos y estos modelos suelen ser los más agresivos y potentes de la marca.

Subir fuenteBajar fuente

PRUEBA JET/ Texto: Tomás Cordero / Fotos Quad&Jet

Podemos dedicar muchos adjetivos a la denominación 'R' de la gama Sea, pero entre todos ellos no sobraría ninguno de estos: rapidez, racing, radical, rabiosa, racional, reacción, reanimadora, rebelde, recia, record, recreativa, reina, respeto, revolución, robustez, rompeolas. Todos ellos contienen y definen a cualquiera de los dos modelos de BRP que se encuentran bajo la sigla 'R', a saber: la triplaza RXT y la biplaza RXP de 215 cv de potencia, aunque esta última presenta para este año un modelo más básico de 155 CV.

Todos los acepciones antes descritas son fácilmente aplicables a estos dos modelos de Sea Doo, ya que la 'radicalidad' de la biplaza RXP 215 se contrarresta con la 'racionalidad' de la RXP 155 y la RXT 215. Ambos modelos son conocidos por los amantes de este mundo nuestro, ya que llevan tiempo surcando velozmente las aguas de todo el mundo y ofreciendo grandes satisfacciones a sus usuarios. BRP, con sus modelos performance, cubre los segmentos deportivos en la modalidad de dos y tres plazas, ofreciendo en ellos 215 CV, la máxima potencia hasta ahora alcanzada por su experimentado motor 4TEC.

Propulsor
Ambos modelos comparten el propulsor Rotax 4TEC de 1.494 cc, que la marca lleva utilizando en toda su gama Sea Doo desde hace varios años. De esta forma han logrado optimizar y garantizar el perfecto funcionamiento de todos sus modelos. Para obtener un mayor rendimiento, el motor viene equipado con un compresor volumétrico y un intercooler, consiguiendo alcanzar sin ningún esfuerzo los 215 CV de potencia, y sabemos de buena fuente que en breve estarán rondando los 250 CV, y quién sabe si los 300. Estas cifras pueden a priori parecer algo descabelladas, pero el motor 4TEC de BRP se desarrolló para obtener una fiabilidad máxima en cualquiera de sus múltiples opciones de potencia, que puede ir desde los 130 a los 300 CV. En ambos casos el motor mueve con soltura el casco de la moto, desarrollando una entrega de potencia desde abajo muy progresiva. Esta entrega controlada no implica que cuando la turbina va tomando agua y funcionando a pleno rendimiento, la fuerza del motor se deje notar en todas las maniobras de la moto.

Casco
Las medidas del casco de la RXT son superiores a las de la RXP en 24 centímetros en eslora y 2 cm en altura (puntal), mientras que comparten la misma manga. No son de las motos más pequeñas, pero la gran potencia del motor hace que se desplacen muy bien por el agua. La capacidad de giro en ambas motos es bastante buena, gracias al casco en semi 'V' de la RXP y al modificado en 'V' de la RXT, siendo mucho más rápido y radical en la RXP, debido en parte a la significativa diferencia de eslora que mantiene con su hermana mayor.

Este aspecto confiere algo más de nervio a la biplaza, viniendo equipada con Trim, para conseguir optimizar la navegación en cualquier tipo de agua. La triplaza no lo necesita ya que su comportamiento en cualquier tipo de condiciones es admirable, su peso y tamaño la asientan perfectamente, haciendo que tome agua en todo momento. Para esta temporada Sea Doo, presenta una variante de la RXP 215, se trata de la RXP 155 destinada a todos aquellos usuarios que se quieren iniciar en el mundo de la competición sin grandes sobresaltos. Este modelo, que prescinde del trim, monta el mismo propulsor Rotax 4TEC de 1.494cc aunque desarrollando 155 CV, para mejorar su respuesta desde abajo, su ratio de compresión 10,6:1 es algo mayor que en la 215, con ello se consigue una respuesta sin grandes sobresaltos, pero suficiente para no quedarse clavado en las olas cuando el mar está malo. Con la RXP 155 se ofrece una biplaza divertida a un precio muy razonable.

Componentes
Ambos modelos emplean lo más avanzado en cuanto a tecnología desarrollada por los técnicos de BRP. No les falta el D-Sea-Bel, sistema de reducción de sonido, el D.E.E.S, sistema de protección antirrobo, el sistema O.P.A.S. de giro asistido sin aceleración, el T.O.P.S, sistema que protege el motor en caso de que la moto capote, la Learning Key para usuarios nóveles, una llave que reduce la potencia. En ambos modelos el cuadro de control es digital, con 18 funciones la triplaza y 19 la biplaza de mayor potencia (control del trim que sólo equipa este modelo). Entre las comunes se encuentran el nivel de gasolina, horas de funcionamiento, temperatura del motor, revoluciones, nivel de aceite, velocímetro, temperatura del agua, etc.

La RXT ofrece de serie el escalón de popa para facilitar el abordaje de la moto desde el agua, mientras que en la RXP es un elemento opcional.

Novedad para este año en ambos modelos es la incorporación de unos asientos antideslizantes y la equipación de un manillar algo más ancho que facilita el agarre y manejo de la moto. El sistema de propulsión es común en los modelos de 215 CV, directo por medio de una bomba simple de etapa axial en aluminio con 10 vaners y hélice en acero inoxidable. La transmisión es directa, neutra y marcha atrás. La RXT equipa un sistema en la dirección para adaptar el manillar a la altura idónea del piloto, mejorando su manejo.

Navegación
Una vez conocidos los aspectos más significativos de los modelos 'R' de Sea Doo, llega lo más importante: decidirse por una u otra opción. BRP, cuando trabaja en un modelo, tiene claro a quién quiere que vaya dirigido, y trabaja muy duro en investigación y desarrollo para conseguir adecuar su modelos al tipo de usuario que buscan y para que todos y cada uno de sus productos se complementen, y así conseguir fidelizar a sus usuarios con la marca. Algo habitual en todos los fabricantes de motos de agua.

La navegación entre la biplaza y la triplaza es muy diferente, más radical la RXP y mucho más 'tranquila' (si es que a una máquina de 215 CV se la puede llamar 'tranquila') y enfocada al uso familiar la RXT. Con la biplaza puedes divertirte a saco en cualquier tipo de agua, siendo muy exigente cuando el mar está malo, ya que obliga a tener una mayor concentración y un mínimo de forma física para llevarla y disfrutarla a tope. Cuando las condiciones del agua empiezan a bailar, nos obliga a jugar mucho con el trim, para adaptarla en cada momento a la situación del medio y obtener las máximas prestaciones. Llevar a alguien de pasajero en este modelo es posible, pero bastante incómodo para él, ya que el carácter inquieto del casco lo sufre directamente el acompañante. Muestra del espíritu deportivo de este modelo es que muchos de los mejores pilotos del mundo están utilizando este modelo para competir en circuito de velocidad, por su gran potencia y su maniobrabilidad en los giros, no tan precisa como en modelos 'R' de otras marcas, pero sí más ráuda.

La versión 155 de la biplaza es mucho más tranquila, muy diferente de su hermana mayor, ideal para iniciarse en el manejo de las biplazas sin sufrir los envites de los 215 CV.

Cuando probé ambos modelos, me subí primero en la más pequeña, de potencia, y la verdad es que quedé muy sorprendido de la respuesta que ofrecía la moto. Pero cuando monté en los 215 CV, entré en otra dimensión: todas las reacciones de la moto se elevaron a la enésima potencia y la sensación de poderío se dibujó de una manera asombrosa en la navegación.
La falta de una referencia previa al montar en la 155 me ofreció unos datos muy fieles de lo que siente un piloto cuando monta en esta moto, y no me defraudó en absoluto.

Con la RXT la navegación es mucho más aplomada, su casco rompe las olas fácilmente y las innovaciones presentadas esta temporada, asiento y manillar más ergonómico, mejoran el confort del manejo de la moto. Su amplia bañera permite navegar con tres personas encima con absoluta comodidad, sin sobresaltos y disfrutando de la libertad y el paisaje que llegan a ofrecer las motos de agua frente a otros medios de navegación. Este modelo es ideal para realizar grandes excursiones con la familia o con los amigos, gracias a su amplia capacidad de carga estanca para transportar accesorios, y a la gran autonomía que ofrecen los 60 litros de gasolina de su depósito. Las pruebas de Raid que se celebran a lo largo y ancho del planeta cuenta con la participación de muchas RXT, ya que no requieren gran agilidad en los giros y ofrecen una velocidad punta muy alta. Su versatilidad permite disfrutar de unas motos con carácter deportivo pero sin necesidad de LSD para flipar, con el simple cambio de llave o un potente acelerón, tu cara cambia por completo y la adrenalina empieza a correr a raudales por todo tu cuerpo y el de los que llevas de pasajeros que se agarran a lo que puedan para no salir volando.

Las 'R' de Sea Doo son rápidas, racing y relajantes, la opción que elijas te hará disfrutar del mar en todas su facetas.

Etiquetas: motos agua jets sea doo rxt rxp deportivas prueba

Enviar a un amigo
 Enviar a un amigo.
Galería
Enlázanos
Agréganos a Delicious Agréganos a Meneame Agréganos a Yahoo Agréganos a Google Agréganos a Fresqui Agréganos a Digg
Comunidad supermotor
foro motor
boletin
Facebook
twitter
Blog